Las 4 estaciones de Montreal: ¿hace realmente tanto frío en Montreal?

Las 4 estaciones de Montreal: ¿hace realmente tanto frío en Montreal?

¿Sabía que Montreal, una isla situada en la provincia canadiense de Quebec, es la segunda ciudad más grande de todo el país? Montreal es ciertamente una ciudad de extremos. Es una de las mayores ciudades francófonas del mundo (sólo superada por la propia París), acoge más de 100 eventos y festivales a lo largo del año, y está considerada como uno de los centros culturales más interesantes de Norteamérica.

El clima en Montreal también es muy variado. Los veranos son húmedos y cálidos, y los inviernos son fríos y helados. Las cuatro estaciones de Montreal son muy distintas, cada una de ellas con sus propias características.

Si está planeando mudarse a Montreal, aquí encontrará todos los consejos que necesita para disfrutar del clima, no solamente en invierno, sino durante todo el año. Comencemos.

¿Hace realmente tanto frío?

En promedio, las temperaturas se sitúan en torno o por debajo de los cero grados durante los periodos fríos de la ciudad. El clima invernal también puede durar varios meses en Montreal, desde mediados de noviembre hasta abril, aproximadamente. Sin embargo, no se considera necesariamente una mala característica, y la región de Quebec tiene muchas cosas buenas que ofrecer. El frío viene con el territorio, pero añade su propio encanto a la ciudad. No es un clima al que haya que temer, ni es incómodo, siempre que se tengan las herramientas adecuadas.

De la misma manera que merece la pena invertir en aire acondicionado en los países más cálidos, en Montreal merece la pena prepararse adecuadamente para el invierno. La propia ciudad está dotada de medios para hacer frente al frío. La empresa de transporte público de la ciudad, STM, se prepara cada año para el invierno y, a partir de mediados de noviembre, toda su flota de autobuses (casi 2.000) se equipa con neumáticos totalmente nuevos para combatir la nieve y el hielo. Colaboran con el ayuntamiento para que el transporte público funcione sin problemas y con eficacia durante los meses de frío. Que haga frío no significa que el día a día se paralice. La ciudad no está sumida en una triste nube gris de pesimismo, sino que Montreal cobra vida en invierno.

Hay muchos días de sol brillante y cielos azules, incluso durante los periodos más fríos, lo que hace que toda la ciudad brille con hielo y luz.

Qué hacer en invierno

Si no está acostumbrado al frío, es fácil suponer que la ciudad entra en hibernación durante el invierno, pero la realidad es todo lo contrario. Montreal prospera tanto en el frío como en la primavera y el verano, lo que se demuestra año tras año por la cantidad de cosas divertidas que hay que hacer. Tanto si es un adicto a la adrenalina como si opta por las comodidades, habrá algo para todos, incluso con las temperaturas más frías. El invierno es perfecto para cualquier persona interesada en los deportes o el aire libre. La nieve y el frío ofrecen la oportunidad perfecta para probar el snowboard, el patinaje sobre hielo o el deporte más famoso de Canadá: el hockey sobre hielo. La NHL (Liga Nacional de Hockey) nació en Montreal en 1917, y la ciudad albergó la sede de la liga hasta 1989.

Si tiende a optar por la comodidad y el confort, Montreal puede seguir ofreciéndole exactamente eso.

La ciudad y sus alrededores cuentan con una gran cantidad de magníficos balnearios nórdicos, perfectos para un largo y perezoso día de relajación. Sumérjase en baños calientes y humeantes con el bello telón de fondo del invierno, refrésquese de nuevo en la nieve si es lo suficientemente valiente, disfrutar de una larga siesta en la sauna de piedras calientes para finalizar la experiencia. Si también le gusta la comida, Montreal es perfecta, ya que el alimento básico canadiense, la poutine, se creó en Quebec, y probablemente por eso le gusta tanto en un día frío. El propio nombre de “poutine” se traduce literalmente como “un lío”, y es un nombre adecuado teniendo en cuenta su aspecto: una montaña de patatas fritas cubiertas con cuajada de queso fundido y salsa marrón caliente. Es la comida callejera perfecta para darse un festín.

Hay una gran cantidad de deportes y actividades para disfrutar en invierno en Montreal, ya sea un día de esquí alpino en solitario o llevar a la familia a patinar sobre hielo en el Parque La Fontaine.

Si le gustan las emociones fuertes, pruebe el barranquismo sobre hielo y descienda en rappel por la fachada de una cascada helada. La ciudad puede ofrecer todo esto y más, incluso en pleno invierno.

Cómo afrontar el frío

La mejor manera de combatir el frío es la ropa adecuada. Una idea inmediata sería invertir en el abrigo de invierno más grande y grueso que puedas encontrar, lo cual es una suposición totalmente justa. Pero, en realidad, el uso de capas es quizá la forma más eficaz de hacer frente al frío. La ropa interior es la clave para vestir en invierno. Los buenos materiales aislantes, como la lana, son una forma segura de mantener el calor cerca de ti, así que los calzoncillos largos y los tops térmicos son imprescindibles. A continuación, puedes añadir capas con camisetas de manga larga, camisas de franela, jerséis y chaquetas de punto. Acompáñalo de un buen abrigo de invierno y estarás listo para afrontar el frío.

Un par de botas resistentes también es imprescindible en invierno en Montreal. Asegúrate de que tienen suelas con buen agarre, que están hechas de un material impermeable, como el cuero, y que tienen al menos la altura del tobillo. Esto puede ayudar a mantener tus pies calientes y secos cuando camines por la nieve.

Un gorro y una bufanda también son básicos en tu vestuario de invierno. Busca un material lo más grueso posible, algo que mantenga el calor, como la lana, y un estilo de gorro que proteja tanto las orejas como la cabeza. Una polaina para el cuello también es un salvavidas, ya que puedes subirla o bajarla a voluntad, lo que es perfecto para protegerte de una repentina ráfaga de viento helado. Puede sonar un poco a trampa, pero también vale la pena invertir en un buen par de gafas de sol. Los rayos del sol siguen siendo fuertes a pesar del frío, y los rayos ultravioleta tienden a reflejarse en los relucientes mantos blancos de nieve que cubren el suelo.

Con una vestimenta adecuada, no hay razón para dejar que el tiempo dicte cómo pasar el invierno en Montreal. Como dice el refrán, no hay mal tiempo, sino mala ropa.

Estaciones de Montreal

Si quiere emigrar a cualquier lugar, Montreal lo tiene todo. El invierno puede ser su mayor preocupación, y es que hace mucho frío. Las temperaturas tienden a descender hasta los cero grados durante la mayor parte de los meses de invierno, pero esto no dificulta las actividades tanto como se podría pensar.

Puede llevar a la familia a esquiar a campo traviesa por el Parc Du Mont-Royal o encontrar algo de alegría festiva al aire libre en el pueblo navideño de Montreal, en el mercado de Atwater. ¿Y qué mejor manera de encender el fuego de los dulces que visitando una de las famosas cabañas de azúcar de la ciudad?

La entrada de la primavera en el verano en Montreal es tan impresionante como en el invierno. Cuando las temperaturas empiezan a subir después de los meses más fríos, la propia ciudad florece. La mejor manera de disfrutar de la primavera es ir al precioso Jardín Botánico, cerca de la villa olímpica. Se puede dar un paseo por la tarde alrededor de 75 hermosas hectáreas de terreno, que albergan una serie de increíbles jardines temáticos y enormes invernaderos.

El verano en Montreal acoge numerosos eventos y festivales. Puedes ver cómo se ilumina el cielo durante el Festival de Fuegos Artificiales de Montreal, un increíble evento en el que participan diferentes países en la mayor de las competiciones pirotécnicas.

Montreal es también la sede del mundialmente famoso Cirque de Soleil. El barrio de Saint-Michael se transforma en un centro artístico a mediados de julio, donde usted y su familia pueden disfrutar de artistas callejeros, actos en el interior y en el exterior, y espectáculos acrobáticos gratuitos. Montreal también es famosa por sus magníficos otoños. Cuando la humedad del verano empieza a desaparecer y las hojas comienzan a caer de sus ramas, la ciudad se sumerge en el tecnicolor. La ciudad alberga más de 300.000 árboles, y cuando se despojan de su verdor para lucir una ardiente chaqueta de rojos, amarillos y marrones, se demuestra que el otoño es una de las estaciones más estéticas y hermosas.

Durante todo el año, Montreal es un lugar precioso para vivir. Ya sea con sus colores otoñales o bajo un manto de nieve, no se puede negar que es la mayor y mejor ciudad de Quebec por una buena razón. Mudarse a Montreal

Las estaciones de Montreal benefician a la vida de la ciudad. Es un centro cultural, lleno de diversidad, emoción y un paisaje impresionante. Si trasladarse a Montreal está en su lista, ¿qué mejor momento que éste?

Ofrecemos servicios personales para ayudarle a usted y a su familia a instalarse en su nueva vida. También puede encontrar varios artículos excelentes que explican las complejidades de la vida en Canadá en nuestro blog.

No dude en ponerse en contacto con nosotros y consultar nuestros otros servicios.